Página principalDocumentos PolíticosFormaciónConoce CastillaContactaCalendarioBuscarArchivo



[+] Más Noticias


Los tíos de la pequeña Sara denuncian "la total falta de atención de la Policía Nacional, Policía Local, Servicios Sociales..." PDF Imprimir E-mail
Escrito por últimoCero   
Domingo, 27 de Agosto de 2017 12:03


Ruda de prensa esta mañana. FOTO: ÚC
Ruda de prensa esta mañana. FOTO: ÚC

Rosana y Pedro, tíos de Sara, la niña agredida y asesinada en los primeros días de agosto, han roto el silencio. Amparados por la Asociación de Asistencia a las Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos (Adavasymt) han comparecido ante los medios de comunicación para leer una estremecedora declaración de los últimos días de Sara y el inadmisible comportamiento de la Policía Nacional, Policía Local, Servicios Sociales... que acabaron con la vida de la pequeña la mañana del pasado día 3.

La presidenta de Adavasymt, Conchi Minayo, comentó las circunstancias de cómo habían establecido contacto con Rosana y pedro, tíos de Sara. "Desde el primer momento no tuvimos ninguna duda en darles el apoyo jurídico, social y psicológico. Han vivido en primera persona lo sucedido", dijo Minayo, que recordó que sus manifestaciones tenían lugar horas antes de la comparecencia de la Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades.

"Somos los tíos de Sara", se presentaron Rosana y Pedro, hermanos de la madre de la menor. 

"Hemos sido testigos presenciales de la vida de Sara y hacemos esta declaración con la esperanza de que se tome en consideración por la Consejería de Familia, los Grupos Parlamentarios... y que estos trágicos hechos no se vuelvan a producir", expresó Rosana, antes de dar comienzo a un escrito cuya lectura, por momentos, se vio interrumpida por la emoción.

Dado el interés de lo manifestado, reproducimos integramente lo dicho por Rosana y Pedro, que confían en obtener la custodía de  la hermana mayor de Sara.

"Rosana y Pedro, que somos los tíos de Sara, la niña agredida y asesinada en los primeros días de agosto, queremos a través de esta declaración dirigirnos a la opinión pública en general, a la Consejera de Familia de la Junta de Castilla y León y a los grupos parlamentarios de las Cortes para que se tenga en cuenta nuestro relato de los hechos ocurridos, de los que fuimos testigos presenciales.

Nuestra pretensión con esta declaración es que hechos tan trágicos como los ocurridos con nuestra sobrina no se vuelvan a producir. Ya sabemos que a Sara no le podemos devolver la vida, pero queremos que se clarifique todo lo ocurrido porque es el único camino para que estas cosas no vuelvan a ocurrir.

En nuestra opinión ha habido claras deficiencias, por decirlo suavemente, en el funcionamiento de las diferentes administraciones, algunas de las cuales detallaremos al final de este escrito.

CRONOLOGÍA DE LOS HECHOS

11 de julio martes:

La madre de Sara lleva a la niña por primera vez al Hospital del Campo Grande porque tiene moratones en el cuerpo y los labios muy hinchados, como mordidos; la madre explicó que se los podía haber hecho jugando con su hermana. El pediatra al ver los moratones y otros síntomas hace un diagnóstico de sospecha de malos tratos y avisa a la policía y creemos que al 112 (emergencias).

La madre le contó al pediatra la posibilidad de que el padre de la niña la maltratara, pero que como se había ido a vivir fuera ya no había riesgos; de esta primera declaración se retractó posteriormente.

La madre de Sara llamó a su hermano Pedro cuando iba hacia el hospital. Los hermanos de la madre de Sara, Rosana y Pedro, llegaron al hospital cuando la madre de Sara y ella misma ya habían abandonado la consulta y estaban montando a la niña en el coche para irse. Los tíos de Sara, Rosana y Pedro, preguntaron por lo ocurrido a su hermana, la madre de Sara; ésta les contestó que se había hecho unos moratones jugando con su hermana, pero que aún así el pediatra había pasado un informe de malos tratos y lo había comunicado a la Policía y al ¿112?, por lo que al salir del hospital la madre tuvo que ir a declarar a la comisaría.

Cuando fue preguntada por los golpes de la niña, la madre dijo que se los podía haber hecho jugando con su hermana. También dijo que sospechaba que su ex-pareja y padre de la niña podía haberla estado maltratando, pero que el riesgo se había acabado ya que éste se había ido a vivir fuera. En esta ocasión también denuncia ella misma malos tratos por parte de su ex-pareja, (ambas denuncias fueron retiradas posteriormente).

Al declarar en comisaría, los policías le dicen a los tíos de Sara que alguien la está maltratando.

14 de julio viernes:

Pedro y Rosana, tíos de Sara, conocen al nuevo novio de la madre tomando un café: éste es Roberto Hernández, ex-mecánico del Ejército del Aire.

16 de julio domingo:

Para organizar un encuentro familiar y estar con sus sobrinas, hacen una barbacoa en Pedrajas de San Esteban, a la cual acude también el novio de la madre de Sara. Rosana, la tía de Sara, percibe que ésta rehúsa acercarse al novio de su madre.

El tío de la niña en un momento dado se percata de que Sara tiene un dedo de una mano muy hinchado; les dice a la madre y a su novio de llevarla a urgencias a Íscar, el novio contesta con indiferencia ante esta solicitud. La madre le contesta que la lleve él si lo considera oportuno.

Pedro, tío de Sara, lleva sobre las 22h a ésta al centro de salud de Íscar. Desde allí les remiten al Hospital Clínico de Valladolid para que le hagan una radiografía que descarte la existencia de fracturas. 

Una vez en el Hospital Clínico Universitario, los tíos le cuentan al personal de los servicios de Urgencia que la madre de Sara tiene una denuncia por una atención incorrecta a Sara, aunque no conocen bien las particularidades de esa denuncia. Se le realiza una radiografía a Sara en la que se excluye la existencia de fracturas, y en relación con la denuncia sobre la madre de Sara, comentan que esa es otra cuestión que no afecta al problema por el que va a urgencias. Salen de urgencias hacia las 04:00 de la madrugada.

21 de julio viernes:

El tío de las pequeñas lleva a sus sobrinas al cine como suele hacer habitualmente para pasar un rato con ellas, ya que está preocupado por cómo ve a Sara; la nota apagada, triste, retraída, con un estado de ánimo muy diferente al habitual de la pequeña.

28 de julio viernes:

Pedro, el tío de Sara, sale pronto de trabajar y decide ir directamente a ver a su sobrina ya que está preocupado. Han llamado varias veces y nadie les ha contestado al teléfono.

A eso de las 15:30 llama al timbre desde el portal y comprueba que no funciona, pero justo en ese momento llega su hermana (la madre de las niñas) de trabajar y sube con ella a casa.

Cuando entra en casa de su hermana, donde están las niñas, la imagen que ve Pedro es al novio de su hermana semidesnudo, aplicándole hielo a Sara ya que tiene un ojo muy hinchado y morado. Al preguntarle qué ha ocurrido, el hombre responde que él no lo sabe y que se habría dado un golpe con una puerta.

El tío intenta hacerles ver que tienen que llevar a la niña al hospital, ante lo que el novio de la madre reacciona con indiferencia diciendo que eso no es cosa suya. Pedro le recrimina la actitud despreocupada, y el hombre reacciona yéndose de casa y dejando allí a Sara, a su hermana, a su tío y a su madre.

El tío de las niñas, ya a solas con su hermana, la madre de las niñas, intenta hacerle ver que tienen que llevar a Sara a que la atienda un médico, ya que tiene el ojo muy hinchado, a lo que ella le responde que no la va a llevar a ningún sitio porque ya tiene una denuncia de maltrato hacia la menor presentada por el pediatra que la vio el día 11 de julio, y que si vuelve al hospital le van a quitar la custodia de sus hijas. La mujer no da su brazo a torcer y echa a Pedro de casa de muy malas maneras.

Cuando se marcha de la casa, Pedro sigue intentando por teléfono que su hermana lleve a la niña al hospital, pero ésta se niega, y en un momento dado deja de contestar a las llamadas de su hermano.

Rosana, que es avisada por su hermano Pedro para que acuda al domicilio familiar de Sara para ayudarle en la solución del problema, una vez allí, comienza a llamar desesperadamente tanto a servicios sociales, como a Policía Nacional y Municipal, que se pasan la pelota unos a otros diciendo en todo momento que esa no es responsabilidad suya. Los servicios sociales dicen que tiene que haber una denuncia previa por algún medio para poder intervenir.

En una llamada a la policía, les dicen que si la madre no ve conveniente llevar a la niña al hospital, que no la lleven. 

Al cabo de un rato, una agente llama a la tía de la niña, es la cuarta vez que hablan con la policía; en esta ocasión les dicen que si no hay denuncia ellos no pueden hacer nada.

La Policía Nacional les remite a la Policía Municipal y la Municipal a la Nacional... estas gestiones y llamadas se producen entre las 15h y las 19h, mientras siguen intentando ponerse en contacto con la casa de Sara sin ningún resultado. Todo esto lo realizan a las puertas del domicilio de Sara.

Llama varias veces a los servicios sociales entre las 17h y las 19h, pero no respondió nadie; en otras ocasiones que había llamado, la llamada quedaba registrada y les llamaban más tarde; esta vez no fue así.

También llama al 091, que le insta a llamar al 092 y así sucesivamente durante un buen rato. También llamaron a la comisaría de Delicias, pero nadie respondió.

A la policía en sus llamadas les contó todo: que la niña tenía un seguimiento por posibles malos tratos, que tenía moratones continuamente, que habían acudido al domicilio de la niña pero que nadie contestaba ni les abrían la puerta...

La respuesta de la policía fue que ellos no podían hacer nada.

El registro de todas las llamadas que hicieron las conservan en los móviles.

2 de agosto miércoles:

El novio de la madre llama al 112 diciendo que Sara está en muy mal estado.

La niña queda ingresada en el clínico con muerte cerebral.

Sus tíos no se enteran de que Sara está ingresada hasta las 19h, cuando un policía les avisa de lo ocurrido.

El mismo día que ingresan a la niña, sus tíos tenían una cita con los servicios sociales a las 14h. A las 11:10 los servicios sociales llaman a Rosana, tía de la niña, para anular la cita, pero no les dicen que la niña ya está ingresada con muy mal pronóstico.

Se enteran en comisaría el día 3 sobre las 11h de que su sobrina había fallecido.

El presunto autor de los hechos se llama Roberto Hernández Hernaiz, y hay indicios de que cuenta con antecedentes.

CONCLUSIONES:

Parece bastante evidente que ha habido diferentes fallos en todo el proceso, pero queremos centrarnos en uno que fue definitivo y que, de no haber ocurrido, muy probablemente Sara hoy estaría viva: nos referimos a la total falta de atención a las llamadas que Rosana y Pedro hicieron a Policía Nacional; Policía Municipal; Servicios Sociales... durante la tarde del viernes 28 de julio.

Además de todo el proceso, nos parece absolutamente imprescindible que se investigue con todas las consecuencias lo ocurrido en la tarde del viernes 28 de julio y las razones del porqué no se dio una solución positiva a las llamadas de socorro de los tíos de Sara.

Queremos expresar que hemos solicitado a los servicios sociales la custodia de nuestra sobrina, la hermana mayor de Sara, porque somos sus únicos parientes y siempre nos hemos sentido corresponsables en su vida. Hacemos por tanto un llamamiento público a que éste procedimiento se agilice para que nuestra sobrina esté con su familia lo antes posible".

 
 

Redes Sociales

 

CONSULTAR CÓDIGO HTML ANTES O NO EDITAR ESTA SECCIÓN (imágenes ocultas, sustituidas con sprites css)



 

izquierda castellana logo


Presentación libro Doris Benegas en Zaragoza


Convocatorias destacadas

Salvemos ÚltimoCero campaña Valladolid

20D votación Castilla - Unidad Popular - Doris Benegas

Destacados

Puedes encontrar los artículos anteriores en la sección 'Archivo' y a través de 'Buscar'.

Conoce Castilla: Vídeos y artículos sobre la historia, parajes, gastronomía...

Manda las convocatorias que quieras difundir desde la sección de contacto

Libro primavera comunera

Varios

yesca logotipo



Villalar 2012 vídeo resumen