Página principalDocumentos PolíticosFormaciónConoce CastillaContactaCalendarioBuscarArchivo



Táctica, estrategia, acumulación de fuerzas y poder popular. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Luis Ocampo.   
Lunes, 10 de Diciembre de 2012 19:25

 

La victoria sobre el enemigo solo será posible, que lo es, si somos capaces de acumular mas fuerza organizada, en diversas formas de Poder Popular, que la que ellos tienen. Para ello es imprescindible que su poder institucional se debilite, se cuartee, se divida en cuanto a las líneas de acción a seguir, tanto en cuestiones parciales como globales.

Por el contrario,el proceso de acumulación de fuerzas favorable al cambio de Regimen, necesita aprovechar al máximo toda la potencialidad de cada coyuntura, de cada escenario, para sumar el mayor número de fuerzas. Ya sean estos escenarios de carácter táctico o estratégico.

Es necesario saber distinguir lo que es una lucha de carácter táctico, de una lucha de carácter estratégico, porque su naturaleza sus objetivos y por tanto las alianzas posibles, son diferentes en un caso y en otro.

El no diferenciar adecuadamente ambas cosas, nos llevará a cometer errores de bulto, que condicionarán retrasos y dificultades añadidas, al proceso de acumulación de fuerzas necesario que nos conduzca al cambio de Sistema.

 

¿Que es una cuestión táctica? Una cuestión táctica es aquella que tiene un alcance sectorial o incluso más específico. O bien que se refiere a cuestiones de lo que podríamos llamar, en términos generales, “intendencia revolucionaria”. Pero en este artículo sólo nos vamos a referir a las cuestiones tácticas en relación con las luchas sectoriales o específicas.

 

 

Por ejemplo, la lucha contra la privatización de los centros sanitarios, o contra la subida de las tasas universitarias, o las de las tasas judiciales, por poner algunos ejemplos de cuestiones tácticas.

 

En esas luchas, la meta es conseguir que ese centro sanitario no se privatice o no se cierre, que esas tasas no suban... Para la consecución de esas metas hace falta el mayor apoyo posible, la mayor unidad de acción y por tanto las alianzas tienen que ser lo más amplias que cada coyuntura permita. Sólo deben de estar condicionadas por la aceptación de la meta en cuestión y el proceso de lucha necesario para conseguirla.

 

Las luchas estratégicas son aquellas que afectan de una formal global, o al menos de forma muy significativa, al modelo socio-político vigente, al Régimen.

 

En esas luchas, como es evidente, las alianzas estarán limitadas a aquell@s que están, precisamente, por un cambio de Régimen. En el caso que nos ocupa del Estado Español, aquell@s que están por un proceso Destituyente-Constituyente.

 

Aunque también debemos de comprender que una posición de cambio estratégico, no tiene que expresarse necesariamente con la misma terminología.

 

La exigencia del “Derecho a Decidir” y la exigencia de “Proceso Constituyente”, son dos formas diferentes de expresar una reclamación común. La del cambio de Régimen político.

Puede ocurrir, y de hecho ocurre, que colectivos y organizaciones con los que podemos confluir en luchas estratégicas, no coincidamos en movilizaciones tácticas. O lo que es mucho más frecuente, colectivos y organizaciones con los que coincidimos en luchas tácticas pero no coincidimos en luchas estratégicas.

La complejidad de la lucha, hace que no todas ellas se puedan clasificar, de forma precisa en la definición de tácticas o estratégicas.

 

Hay ciertas luchas, por poner algunos ejemplos, la lucha contra la guerra, la lucha contra la evolución absolutamente imperialista de la UE... que se sitúan en un terreno de transición entre lo táctico y los estratégico. En estos casos, cada coyuntura nos ayudará a considerar en dónde hay que poner el acento, en lo táctico o en lo estratégico, en función de los intereses globales de la lucha popular.

 

La lucha ideológica, ha de estar presente en todo tipo de actividad, táctica o estratégica, pero es un tremendo error, propio de la inmadurez política, el condicionar la unidad de acción táctica al debate ideológico-global.

 

No podemos pretender, que en una lucha concreta contra la privatización de la sanidad publica, por ejemplo, se tenga la misma valoración sobre el Real Decreto 15/97.

 

Cuando de verdad se tiene una linea estratégica propia, no hay que tener temor a buscar y lograr la mayor unidad de acción táctica, en cada caso concreto. Ese temor es realmente propio de aquellos, que no teniendo una estrategia ideológica-política propia, necesitan diferenciarse en lo táctico.

 

La historia se suele repetir. El izquierdismo táctico suele ser síntoma de ausencia o derechismo estratégico.

 

Luis Ocampo.

10 de diciembre de 2012

 
 

Redes Sociales

 

CONSULTAR CÓDIGO HTML ANTES O NO EDITAR ESTA SECCIÓN (imágenes ocultas, sustituidas con sprites css)



 

izquierda castellana logo


Presentación libro Doris Benegas en Zaragoza


Convocatorias destacadas

Salvemos ÚltimoCero campaña Valladolid

20D votación Castilla - Unidad Popular - Doris Benegas

Destacados

Puedes encontrar los artículos anteriores en la sección 'Archivo' y a través de 'Buscar'.

Conoce Castilla: Vídeos y artículos sobre la historia, parajes, gastronomía...

Manda las convocatorias que quieras difundir desde la sección de contacto

Libro primavera comunera

Varios

yesca logotipo



Villalar 2012 vídeo resumen